viernes, 2 de abril de 2010

No se habla con la boca llena

Los sindicatos CC.OO. y UGT, han recibido, en concepto de subvenciones y ayudas estatales, más de 8 millones de euros al mes en los dos últimos años, según los datos publicados en el BOE.
Estos sindicatos mayoritarios recibieron en 2008 y 2009 más de 170 millones, la mayoría para cursos de formación y actividades sindicales, CC.OO. ha recibido en dos años más de 65 millones de euros, mientras que UGT ha cobrado más de 105.
Con esta cantidad de dinero, "y de cariño", el Gobierno cierra la boca al sindicalista y no dice ni media sobre el paro en España, donde ya casi somos 5 millones de parados.
Estas cuantiosas ayudas del Estado coinciden en el tiempo con su apoyo incondicional al Gobierno. Por ejemplo, después del debate del estado de la nación los sindicatos rubricaron un texto de apoyo a la política del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Además, han aceptado la congelación de sueldos de los funcionarios e incluso, han realizado movilizaciones en contra de los empresarios. Porque, según ellos, la culpa de todo lo que está pasando es de los empresarios.
Además, el Partido Socialista ha prometido un nuevo pago a los sindicatos con la idea de zanjar cualquier posible foco de enfrentamiento en momentos de crisis. Si el PSOE cuenta ya directamente con responsables de UGT en sus filas, ahora pretende saldar cuentas con CCOO. Así, abordará la devolución del patrimonio sindical acumulado y generado en la etapa de Franco, que puede suponer un fuerte desembolso.
Y vemos que el presidente del Gobierno insiste en que la paz social es crucial para conseguir que la política económica encuentre de nuevo la senda del crecimiento. De momento, parece que lo consigue, ya que Zapatero es el único presidente del Gobierno que ha logrado que durante su mandato los sindicatos no convoquen ninguna huelga general contra el Gobierno. Lo han hecho con Felipe González y con José María Aznar, pero José Luis Rodríguez Zapatero sabe muy bien como tapar la boca a los sindicatos para que estén tranquilos y no armen escándalo y es soltando la pasta. Tenemos que entender que es de buena educación “no hablar con la boca llena”.
Lo que hay que hacer para que los sindicatos no te la monten y qué poca vergüenza por parte de estos cuando hay casi 5 millones de parados en estos momentos y subiendo. Estos sindicatos son los que cantan a todas horas “¡Arriba los pobres del mundo! ¡En pie los esclavos sin pan!” (Cándido Méndez (UGT) e Ignacio Fernández Toxo (CC.OO.)). Pero dejan a los pobres que sean más pobres y encima sin pan. Pero ellos bien que tienen sus trabajos asegurados y sueldos garantizados.
¿Por qué tenemos que pagar con nuestros impuestos a los sindicatos? Yo no quiero subvencionar a los sindicatos con dinero público ¿Por qué no se financian de sus afiliados? Ya veríais cómo se lo iban a currar más para que los parados consiguiesen trabajo. Muchas gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada