sábado, 11 de diciembre de 2010

¿Y si cambiamos el rumbo?.

Tenemos que saber trasmitir a nuestro presidente D. José Luis Rodríguez ZP que piense que lo que le estamos trasmitiendo los ciudadanos españoles a voz en grito es una realidad sin precedentes: ¡Convocar elecciones anticipadas! Pero que lo haga cuanto antes, este barco en el que navegamos bajo un gran temporal ha hecho ya mucha agua, ¡Está zozobrando! ¡Nos hundimos! España necesita un nuevo capitán, una tripulación renovada, con entusiasmo, fresca, con ideas claras del nuevo rumbo a trazar en la carta náutica. Realizando ciertos resguardos ante posibles complicaciones de poco agua cerca de costa, evitando los canales angostos, Y siempre, todo bien supervisado por un gran capitán, uno con el título renovado. Porque ya lo dejó bien escrito el gran presidente americano Abraham Lincoln: No se puede crear prosperidad desalentando la Iniciativa privada, no se puede fortalecer al débil, debilitando al fuerte, no es posible ayudar a los pequeños, aplastando a los grandes, es imposible ayudar al pobre, destruyendo al rico, no se puede beneficiar al empleado, presionando a quien paga el salario, es imposible resolver problemas económicos mientras se gaste más de lo que se gana, no es nada aconsejable garantizar una adecuada seguridad con dinero prestado, no se puede promover al emprendedor quitándole su independencia e iniciativa y así unas cuantas verdades más.
A esto añadiré otra lección de Abraham Lincoln:“Un político puede engañar a unos todo el tiempo, y puede engañar a todos por algún tiempo. Pero lo que no podrá lograr es engañar a todos todo el tiempo”.
Así nos seguirá yendo. Pero esto tiene que cambiar, esto... va a cambiar y lo cambiaremos entre todos.
Muchas gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada