domingo, 28 de marzo de 2010

La importancia de la energía nuclear

La importancia de la energía, para el funcionamiento de España, está fuera de toda duda. Ahora bien, si apostamos solamente por las energías renovables y dejamos a un lado la energía nuclear la era de la energía barata se habrá terminado. La dependencia de las importaciones y el aumento de los precios hacen necesario que el Gobierno intervenga urgentemente si queremos conseguir una energía sostenible, segura y competitiva.
La dependencia de la importación de crudo y gas en España es muy alta, lo que manifiesta un notable problema el suministro energético en caso de crisis. Por lo tanto, hay que potenciar nuestras fuentes propias de producción y favorecer la eficiencia y el ahorro para reducir nuestra dependencia y mejorar la sostenibilidad económica y social.
Hay que tratar el tema de la energía nuclear y qué hacer sobre nuestra política energética y no sólo qué hacer con los residuos o incluso con las centrales. ¿Queremos seguir pagando en nuestros recibos unas energías como las renovables, pero más caras en su producción e inseguras en el suministro o más nuclear, más barata, limpia y segura en el suministro? Mi opinión es clara y contundente, hacen falta todos los tipos de energía, todas son necesarias, pero sin lugar a dudas, la más importante y la más barata es la nuclear y por ella es por la que también hay que apostar. Las renovables de momento han de ser complementarias.
El debate sobre lo nuclear está muy viciado, se hace muchísima demagogia sobre esta energía y sobre todo, si no apostamos por ella y encima algunos grupos políticos manchan la imagen de la energía nuclear repercutiendo en la opinión pública de manera contraria a esta energía, sin duda, estaremos perjudicando la competitividad de España y nuestro crecimiento económico, ya que nos saldrá más cara la producción de energía y nos repercutirá directamente en un sustancial incremento de lo que tendremos que pagar en nuestra factura comúnmente llamada de la luz.
La ideología socialista de “somos verdes” hace aguas por todos lados. El apostar solamente por las energías renovables lo que nos hará es que paguemos la energía tres veces más cara de lo que cuesta la nuclear. La gente tiene que pensar como quedaría la factura de la luz a un tercio del precio y podrá comprobar que les gustará mucho más. Esto no sale diciéndolo Zapatero, ni Mª Teresa Fernández De la Vega, ni el Ministro de Industria ¿A nadie le parece raro eso? El Gobierno a lo que se dedica es a subvencionar las energías renovables, enriqueciendo de manera progre a sus amiguetes. Este señor lo que piensa es en buscar el voto de los ecologistas, los abortistas, los de la memoria histórica y cree que así destruye y deslegitima todo lo que no esté a la izquierda, a pesar del desastre que eso provoca.
¿Qué pasa? ¿Que EE.UU., Francia, Alemania, Canadá o Reino Unido, por nombrar algunos países, son unos idiotas y fomentan la energía nuclear sin pensar lo que están haciendo? EE.UU. tiene 104 centrales nucleares, Francia 59, Alemania 17, Reino Unido 19, Canadá 18, Japón 53, etc. Los 438 reactores en operación producen el 17% de la electricidad mundial. A principios de 2009, 44 unidades más se encuentran en construcción en países como China, India, Bulgaria, Japón, Rusia, Corea del Sur, Finlandia o Francia. Todos ellos, conscientes de los problemas energéticos, medioambientales y ahora económicos construyen nuevas plantas nucleares porque consideran que la energía nuclear es una fuente esencial para el presente y futuro de sus países. A estos reactores en operación y construcción se sumarán las centrales ya planificadas, que ascienden a 200, destacando el programa 2010 del Departamento de Energía de Estados Unidos (DOE), donde en la actualidad hay unas 30 solicitudes en proceso de autorización.
La energía nuclear implica inversión, puestos de trabajo, energía barata, eficiente y limpia. La energía renovable también implica inversión y puestos de trabajo, pero no energía barata ni eficiente, por no hablar del grandísimo impacto medioambiental que provoca, cosa que estos inconvenientes son los que nos repercuten al final a todos.
Un total de doce pueblos, hasta el momento, han presentado ante el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio candidaturas a albergar el Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares. Esto que hacen estos pueblos es lo sensato. Y yo, si fuese Alcalde de alguna localidad, también lo haría. Eso es mirar por el futuro de tus ciudadanos, de tu localidad, de las localidades más cercanas y sobre todo por tu país. Lo deberían hacer todas las localidades de España y las que no lo hagan deberían preguntarse el porqué de no pedir su candidatura.
La inversión total asciende a 700 millones de euros y, además, el municipio que lo albergue recibiría 2,4 millones de euros anuales del Estado, ya que la Empresa Nacional de Residuos Radiactivos (ENRESA) entregará un total de 6 millones de euros anuales que se dividirán de la siguiente forma: un 40 por ciento para el municipio (2,4 millones) y un 60 por ciento (3,6 millones de euros) para el resto de municipios del entorno, es decir, aquellos que se encuentren en el área nuclear que comprende doce kilómetros a la redonda de la ubicación final del ATC. Los ayuntamientos podrán contar con hasta otros 1,8 millones euros si el municipio presenta un proyecto que implique el desarrollo local de la zona. ¿Existe algún ayuntamiento que no le interese recibir esta suculenta cantidad de dinero?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada